Preguntas frecuentes

¿No está haciendo preguntas la Comisión Europea sobre Android?

El deber de la Comisión Europea es hacer preguntas a las compañías que operan en Europa, y nosotros estamos encantados de responderlas. Tenemos la certeza de que cumplimos la normativa europea de defensa de la competencia y esperamos debatir estas cuestiones en mayor profundidad con la Comisión Europea durante los próximos meses.

¿Los fabricantes tienen alguna limitación para desarrollar sus propias versiones de Android?

No, Google ofrece Android de forma gratuita a través de licencias de software libre sin limitaciones ni restricciones. Eso significa que los fabricantes son libres de desarrollar sus propias versiones de Android sin Google (de hecho, algunas empresas como Xiaomi y OnePlus ya han desarrollado sus propias versiones con éxito).

¿Los fabricantes de Android tienen que incluir aplicaciones de Google en sus dispositivos?

No, los fabricantes de Android no están obligados a pre-instalar aplicaciones de Google y cualquiera puede utilizar Android. Si coges el nuevo Kindle Fire, un famoso dispositivo de Amazon que corre sobre Android, verás que Amazon ha preferido no instalar aplicaciones de Google.

Y por supuesto, los consumidores que eligen un dispositivo con aplicaciones de Google pueden personalizarlo con nuevas aplicaciones y tiendas de aplicaciones, descargando temas, cambiando el orden de los iconos, desactivando opciones y mucho más. Ni los teléfonos iOS ni los teléfonos Windows ofrecen el nivel de flexibilidad de Android. Además, con los teléfonos Android, puedes comprobar que probablemente las aplicaciones han cambiado mucho desde que lo compraste.

¿Cómo pueden los fabricantes instalar aplicaciones de Google en sus dispositivos?

Google ofrece una variedad de aplicaciones como Gmail, Google Maps, y Play Store que los fabricantes pueden optar por pre-instalar y ofrecer en sus dispositivos. Los fabricantes tienen la opción de distribuirlos si firman nuestro Acuerdo de Distribución de Aplicaciones Móviles. Con el fin de garantizar que las aplicaciones funcionan como los usuarios esperan que funcionen, tienen que utilizarse en un dispositivo Android compatible. Por lo tanto, pedimos a los fabricantes que pre-instalan nuestras aplicaciones a que realicen un test de compatibilidad y a firmar el Acuerdo Anti-Fragmentación. (Con estos dos acuerdos, los fabricantes siguen siendo libres de pre-instalar sus propias aplicaciones, tiendas de aplicaciones y aplicaciones de competidores de Google.)

El Acuerdo Anti-fragmentación de Android es importante para el gran ecosistema de Android, para los consumidores, para los desarrolladores de aplicaciones y para los fabricantes que confían en dicho acuerdo. Si lo piensas, cuantos más dispositivos utilicen versiones incompatibles de Android, más difícil resultará a los consumidores descubrir qué aplicaciones funcionan en sus dispositivos. Esta situación también perjudica a los desarrolladores de aplicaciones, ya que tienen que dedicar más recursos para que su software sea compatible con diferentes plataformas, y a los fabricantes, que quieren garantizar que las aplicaciones más utilizadas funcionen correctamente en sus dispositivos.

Si los fabricantes deciden instalar aplicaciones de Google, ¿por qué deben presentarlas de forma conjunta?

Las aplicaciones móviles de Google también están diseñadas para que trabajen conectadas. Así, al escribir un correo electrónico, los usuarios pueden adjuntar un archivo desde Google Drive, sin problemas. Cuando se recibe una invitación para una reunión, pueden confirmar en el calendario si planean asistir sin salir de la aplicación de Gmail. Integraciones como estas ayudan a las personas a hacer más cosas con sus dispositivos móviles, más rápido y con menos esfuerzo. Y un buen smartphone depende de lo útil y conveniente que sea.

El conjunto de aplicaciones de Google también ofrece funciones básicas que los usuarios esperan desde que encienden el dispositivo por primera vez, como la posibilidad de enviar correos electrónicos, navegar por la Web o descargar nuevas aplicaciones. Ofrecer estas aplicaciones de forma conjunta permite a los teléfonos Android competir con otros sistemas operativos cerrados, como iOS de Apple, Windows Mobile y Blackberry OS, además de ofrecer tanto a los fabricantes como a los usuarios que compran sus dispositivos un alto nivel de personalización. (Nos referimos a un pequeño número de aplicaciones útiles ya que, en comparación con Apple, la compañía de teléfonos más rentable del mundo, hay muchísimas menos aplicaciones de Google preinstaladas en los teléfonos Android que aplicaciones de Apple en los dispositivos iOS).

¿Los fabricantes pueden instalar aplicaciones "rivales" además de las de Google?

Sí, al igual que los usuarios que compran sus dispositivos. El Acuerdo de Distribución de Aplicaciones Móviles de Google es voluntario para los fabricantes de Android y, por tanto, aquellos que firmen el Acuerdo pueden instalar aplicaciones y tiendas de aplicaciones de la competencia. Un buen ejemplo es el Samsung Galaxy S6, que incluye aplicaciones pre-instaladas de Facebook, Microsoft y Google. Los consumidores también pueden descargar aplicaciones de la competencia o inhabilitar las aplicaciones pre-instaladas de Google y eliminarlas de la pantalla de inicio. Los usuarios pueden incluso cambiar las aplicaciones predeterminadas (por ejemplo, las de correo electrónico o mapas), algo que algunos sistemas operativos de la competencia no ofrecen a los usuarios.